En la actualidad, el Inbound Marketing sigue siendo una de las grandes tendencias en lo que a Marketing Digital se refiere. A pesar de los cambios de relación entre consumidor y publicidad, en donde el consumidor no tiene el mismo comportamiento que hace 10 años, el Inbound Marketing es una de las disciplinas que se está beneficiando de todo este panorama.

Que es el Inbound Marketing ?

El inbound marketing suele traducirse al castellano como ‘marketing de atracción’. Consiste, principalmente, en hacer que sea el usuario el que te encuentre a ti en lugar de ir a buscarle.

Este proceso es a medio-largo plazo, ya que nos permite conocer mejor al usuario, darle contenido de valor, ayudarle a entender mejor sus necesidades y por lo tanto, convertirlo finalmente en un seguidor de nuestro producto o servicio.

Al fin y cabo, de lo que se trata el inbound es de ayudar a tus clientes, no de interrumpirlos. Y cuando ayudas, el resultado siempre es bueno.

Y porque es efectivo?

1. Se basa en el permiso. Cuando las personas se suscriben a un canal RSS, a un blog o canal en YouTube, o siguen a una empresa en Twitter o Facebook, están interesados y por lo tanto dispuestos a recibir las noticias y el contenido que esa empresa publique. No hay lío de privacidad o de spam, porque la gente, igual que se suscribe, puede cancelar su suscripción

2. Segmentación del público: La gente que hace clic a tu sitio web se ha considerado personalmente como un consumidor potencial antes de hacerlo, y por lo tanto, es más probable que compre.

3. Es viral. La importancia de las redes sociales se debe a que cuando una persona demuestra interés en determinados contenidos, sus amigos están “invitados” a hacer lo mismo. El inbound marketing está diseñado para sacar el máximo beneficio del social media.

4. “El Voz a Voz” es su aliado. El contenido compartido es recomendado entre amigos y es así como el voz a voz se mantiene como una de las formas más importantes de marketing.

¿Cómo hacer Inbound Marketing?

En los siguientes pasos como atraer a los consumidores:

  1. Generando contenido de calidad en palabras, imágenes, audio o vídeo… en definitiva, contenido (sea cual sea su formato) pero que sea atractivo y que le aporte valor a los clientes. Sólo así les generaremos interés, que con el tiempo puede acabar evolucionando en fidelidad y por último (y lo más deseado) en leads y ventas.

2. Optimizar el contenido para los motores de búsqueda.

3. Estimular el efecto viral a través del uso de las redes sociales.

En conclusión,

El Inbound Marketing puede considerarse una metodología ya que utilizamos unos procesos muy concretos. Y tenemos a nuestra disposición diferentes herramientas para hacerlo como el SEO, Social Media, Marketing de Contenidos, PR, Social Ads, etc. Es un proceso largo que hay que trabajar, y que no depende únicamente de las historias o el material atractivo que podamos ofrecer. Si bien, para lograr la atracción de los clientes también es necesario conocerlos, interactuar con ellos y, especialmente, no bombardearlos. Por eso el Inbound Marketing es una técnica que requiere tiempo, porque hay que conseguir que sea el usuario el que acuda a nosotros y no al revés.